Crónica de la visita aos Muiños de Ardeleiro

Publicado por a 15 octubre, 2017

Por Javier Novelle

El 14 de octubre de 2017 teníamos previsto realizar la visita a estos molinos que tienen la particularidad de que están escalonados y llegan casi al mar.
Buscando la posibilidad de que alguién nos explicase este tema, una compañera nuestra, vecina de Malpica, contactó con un grupo llamado «Un Mar de Camiños» que son unos enamorados de toda la historia y cultura de la zona. Ellos le dieron una vuelta a nuestras pretensiones y las convirtieron en un auténtico recorrido por la historia neolítica y actual de Cerqueda.
Quedamos para vernos en Buño a las 10.30/11.00 h con lo que a las 9.30 h salimos del Acuario tres coches con 12 personas, que con otras 5 que ya nos esperaban en el punto de encuentro y los dos guías nos convertimos en un grupo interesante.
Establecido el contacto con nuestro guía principal José Manuel Varela de Malpica, éste nos repartió unos folletos con un plano de la zona e indicaciones de muchas de las cosas que nos disponíamos a ver.
Iniciamos el recorrido acercándonos a las formaciones geológicas existentes en la zona de costa donde se hallaban los molinos de Ribeira. Nuestro guía nos introdujo en el apartado geológico de la misma a la vez que admirábamos la grandiosidad y belleza de la zona.
Para acercarnos a los molinos y más en concreto, al molino costero, bajamos por un terreno bastante agreste y «agresivo» en lo que los pinchos de los tojos allí existentes, hicieron que se nos activase la circulación por nuestras piernas poco acostumbradas a estos recibimientos.
El sitio espectacular por todo el conjunto: vistas, formaciones geológicas, distribución y situación de los molinos, etc.
Después de éste disfrute visual, nos volvimos a los coches, por una subida más llevadera y sin tojos, para encaminarnos a la zona del Dolmen Pedra da Arca.
Interesante dolmen que ahora tenemos a la vista, ya que se ha limpiado todo su entorno y a la vez de curioso, por las visicitudes que tuvo que pasar a lo largo de su existencia: dinamitar su piedra superior, realización de zanjas para cuestiones eléctricas, etc. En este entorno nuestro guía nos dio una lección de observación haciéndonos ver una mámoa que existe en frente de la zona del dolmen e indicándonos como puede ser reconocida por su «agujero de
violación» (que es lo que queda en el centro de la misma cuando se retira la piedra superior para acceder a la parte central y así poder expoliar los posible tesores allí existentes).
Finalmente nos acercamos a la Croa do Castro donde tuvimos que hacer un gran ejercicio de imaginación guiados por José Manuel ya que las formas que nos indicada, señalaban la existencia de un castro por debajo de ellas. Han conseguido ir limpiándolo, hacer exploraciones y siguen luchando por conseguir la posibilidad de una excavación un poco más en serio que les de posibilidades de visitas de una manera mas visual y didáctica.
Creo que hemos pasado una mañana muy buena que nos ha sorprendido a todos y acompañada de un tiempo veraniego. Damos las gracias a estas personas que de manera altruista, viven y hacen vivir nuestra historia. Gracias.

José Manuel Varela es profesor de lengua y literatura en el Colegio Hogar Santa Margarita

 

CreativeQuico