Crónica de la visita al parque eólico de Sotavento e iglesia de Santa María de Labrada

Publicado por a 20 febrero, 2016

A quién no le gustaría saber cómo actuar de manera eficiente en materia de consumo de energía? sobre todo cuando nos afecta al bolsillo, y tenemos que pagar la factura a la compañía distribuidora que nos la lleva hasta nuestros hogares??? Pues bien, todo lo que queremos (y debemos) saber sobre el consumo eficiente de energía en el hogar, nos lo cuentan en el Parque Eólico experimental de Sotavento, en Momán – Xermade (Lugo). Así nos lo contaron a los intrépidos miembros de la Asociación Amigos Casa de las Ciencias que, desafiando a las condiciones climatológicas adversas, partimos en el autobús desde la explanada de la Casa de los Peces…rumbo a la Serra da Loba, lugar donde se encuentra el parque eólico Sotavento
Pero en Sotavento, no sólo tienen un modelo de vivienda bioclimática, es decir, una vivienda pensada y construída para ser eficiente en energía, si no que también experimentan con los diferentes tipos de aerogeneradores que actualmente tienen las empresas en el mercado y controlan los datos de su producción.
La visita a la vivienda bioclimática resulta muy interesante porque, si bien hay pequeños gestos en la vida cotidiana, que todos conocemos, y que nos pueden ahorrar un buen dinero en nuestro consumo energético, hay otros que, si no te los explican, no te das cuenta y no los controlas. El simple hecho de dejar un cargador de un móvil enchufado a la red o el apagado en stand by de la televisión puede suponer un ahorro familiar de 35 euros al año. No parece mucho, pero es un regalo que, cada familia, le está haciendo a la compañía eléctrica, por una electricidad que no consume…hay que echar cuentas.
Además, los paneles que recubren una vivienda, su orientación, los materiales, así como la disposición de la cubierta, son detalles, que de tenerlos en cuenta, pueden hacernos la vida mucho mas agradable y hacer que estemos consumiendo mucha menos energía, cosa que conviene a los ciudadanos en particular, y al planeta en general.
Pasamos también parte de la mañana, observando y entendiendo cómo funciona un aerogenerador y sus entrañas, pues allí tienen un motor y partes de ellos, desmembrados para poder explicar por separado cómo funcionan en su conjunto.
Una interesante visita a cargo de una entusiasta anfitriona que estuvo con nosotros tres horas, y que nos hizo la jornada extraordinariamente corta.
Tras una parada para reponer fuerzas y comer, proseguimos la visita en una extraordinaria iglesia que, en el exterior no delata las maravillas que alberga en su interior. Se trata de la iglesia parroquial de Santa María de Labrada, en Guitiriz, que formaba parte de un antiguo monasterio medieval conocido como a Granxa, y del que hoy en día se conserva solamente la iglesia.
Lo grande de esta iglesia está en su interior, porque alberga unas pinturas murales que decoran las paredes, que fueron descubiertas recientemente, en los años 90 porque estaban bajo una capa de cal. Estas pinturas, parece que fueron hechas por la mano de dos artistas, y muestran un sorprendente e insólito en Galicia, programa iconográfico y pictórico.
Las paredes representan diferentes escenas del antiguo y del nuevo testamento, dispuestas en historias de santos, donde no pueden faltar, San Jorge (borrado a causa de un ventanal abierto en la pared, cuando estaba cubierto de cal) y el dragón (éste sí se conserva maravillosamente), San Sebastián, San Juan Bautista, Santiago Matamoros, y una espeluznante visión del infierno, en donde los demonios no dudan en meter en el caldero a unas hermosas mujeres, mientras individuos de toda condición y clase social, incluídos algunos personajes del clero, esperan turno para ser introducidos en la olla.
Ofrece, en definitiva, Santa María de Labrada, un espectáculo para los ojos de los privilegiados que tienen la suerte de contemplarlos. No en vano, se han hecho varios intentos, sobre todo por parte del cura párroco local, para intentar preservar de la humedad y de las climatología adversa, una joya de este calibre que, sin la debida atención, pasará a formar parte de nuestro inmenso patrimonio perdido por la dejadez de las instituciones.

maquina

CreativeQuico