Crónica de la charla de Carlos Franco Aradas “Naturaleza urbana: el parque de santa Margarita”

Publicado por a 4 julio, 2018

Por Manuela Méndez

Después de una entusiasta presentación a cargo de Javier Novelle en un entorno sin igual toma la palabra Carlos Franco quien nos ayuda a entender la convivencia entre la naturaleza y el hombre. Nos hace un recorrido a través de la evolución del parque desde que era un monte hasta el estado actual, tal y como lo conocemos hoy, que siendo un espacio más informal contrasta con los jardines de Méndez Núñez, más ordenado y señorial.

Estos dosespacios junto con San Carlos son los jardines más antiguos de la ciudad.
A pesar de los 800 árboles que habitan en Méndez Núñez o de los 3000 de Santa Margarita y contrariamente a lo que pensábamos algunos, A Coruña con 244.000 censados tiene muy pocos árboles ya que lo ideal sería, nos cuenta Carlos, 1 árbol por cada 20 habitantes.

En los años 50 el Alcalde Alfonso Molina inició las obras del palacete que hoy alberga a la Casa de las Ciencias. A principios de los 60 se podía acampar en una zona del parque que fue clausurada al hacerse eco el escrito formulado por varios párrocos de la ciudad que resaltaban los actos inmorales llevados a cabo en tal recinto. Otra de las curiosidades del parque son los molinos que dejaron de funcionar a finales del siglo XIX, uno de ellos todavíadescansa al lado del estanque para los patos, un lugar un poco escondido y muy hermoso.

Seguimos recorriendo el parque mientras escuchamos atentos a Carlos que nos va contando el origen y características de las especies que nos vamos encontrando, la diferencia entre árboles de luz y árboles de sombra o que a la era geológica actual se la ha bautizado como el Antropoceno porque la acción del hombre ha llegado a todos los rincones del planeta y ya no queda ningún ciclo vital que no sufra nuestra acción.

ADVERTENCIA: Si decides asistir a alguna charla con Carlos debes saber que no será la última, pasear con él por la naturaleza ya sea urbana o salvaje cambiará algo dentro de ti, no podrás volver a verla con los mismos ojos. Así que ya sabes, si escuchas a Carlos es bajo tu responsabilidad.